Gracias Mamá.

Eres tú la mujer que me dio la vida y que me amo desde el primer momento que supo que vendría.

Crecí dentro de un cuerpo y me cobijo con un manto caliente llamado corazón, me alimento y me canto durante nueve meses.

Yo, latía dentro y sonreía, era feliz junto a ella. Éramos dos almas gemelas.

Me acariciaba con sus tersas manos y me llamaba mi vida.

Había noches que lloraba y yo no lo entendía, solo podía moverme y hacerle saber que no estaba sola, que yo con ella estaba cada noche y cada día.

Y al final, en una noche de invierno ya casi a la salida del sol. Ahí estaba yo naciendo y escuchando lo mucho que me quería.

Gracias mamá, por darme tú la vida. Por compartir tu cuerpo hermoso, tu corazón y todo el amor que una madre hace por sus hijos durante toda su vida.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s